News

Loading...

Buscar este blog

Cargando...

Dear Reader...

¡Welcome to your BLOG!

20 de abr. de 2010

Una Educación Superior Ideal

 
Dos docentes de pregrado con experiencia en impartir cursos virtuales, dan su testimonio sobre este método pedagógico.

Las transformaciones sociales que resultan de crisis políticas y económicas, han significado también cambios sustanciales en La Sociedad del Conocimiento, puesto que dichas dinámicas vienen acompañadas generalmente por desarrollos tecnológicos, cuya incidencia en el ámbito educativo es trascendental. Por ello, no se concibe que hoy, cuando finalizamos la primera década del siglo XXI, la Educación Superior continúe trabajando bajo modelos pedagógicos tradicionales.


Arthur W. Chickering y Zelda F. Gamson, plantean en su texto “Siete Principios para una Buena Práctica en la Educación de Pregrado”, publicado en 1987, que las pedagogías y prácticas didácticas de educación deben estar acordes con los avances en la Sociedad del Conocimiento. Es así como para estos investigadores, las Tecnologías de la Información y la Comunicación deben ser el factor clave que potencie los Siete Principios, pues su aplicación al ámbito educativo fortalece la interacción y la cooperación tanto en la enseñanza como en el aprendizaje.


Se hace necesaria entonces la implementación de sistemas pedagógicos vanguardistas, que apoyados en Ambientes Virtuales de Aprendizaje, permitan al estudiante aprender haciendo (Pedagogías Activas). Pero además éstos deben basarse en modelos de comunicación que promuevan una efectiva retroalimentación o feedback, para que tanto educadores como educandos establezcan un contacto, ya sea sincrónico o asincrónico, que permita autoevaluar el proceso en diferentes momentos del aprendizaje.


Una Educación Superior Ideal, es pues aquella que desde la metodología y el contenido aplique los Siete Principios que muy acertadamente formularon los investigadores Chickering y Gamson, para una Buena Práctica en la Educación de Pregrado. Pero este objetivo sólo será posible cuando los estudiantes -el recurso más valioso en que se cimienta el aprendizaje- comuniquen expectativas altas que movilicen a las Universidades hacia acciones en pro de la apropiación tecnológica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada